Cerrar
33-1

¿Cómo podemos seguir adelante después de vivir un hecho que marca nuestras vidas para siempre estando en nuestra etapa de post-parto? El proceso es duro, muy duro, pero el amor nos salva.

El amor de Dios, el de nuestra familia, el de nuestros amigos, el de nuestros conocidos, y el de aquellos extraños que en esos momentos de crisis aparecen como por arte de magia a tomar un papel protagónico en nuestras vidas para hacer algo especial por nosotras y los nuestros, y que una vez pasada la tormenta ya no volvemos a ver. ¡Son ángeles, no encuentro otro nombre!

El amor que sentimos por nosotras mismas y ese amor fuera de este mundo que comenzamos a sentir desde aquel día en que leímos los resultados de nuestras pruebas de embarazo… ese amor de madre nos levanta, nos hace más fuertes, nos potencia y nos devuelve entre otras cosas, la paz a nuestros corazones y la sonrisa a nuestros rostros.

Aunque todo proceso de asimilación, de recuperación, de perdón, de sanación, y de superación lo hagamos de formas distintas dependiendo de lo que nos haya pasado, creo que todas al final damos crédito a ese sentimiento y a sus miles de formas de expresión.

Diariamente, y aunque no estemos pasando por alguno de esos momentos decisivos, hay ángeles cerca, hay amor, y si estás leyendo esto ¡hay tiempo y vida!

COMPARTIR
    Gladys Rios

    La autora Gladys Rios

    Locutora y Madre latinoamericana

    Déjanos un comentario

    *