Cerrar
No se automedique

“Doctor, mándeme ‘X’ medicamento que me duele la garganta y también las pastillas ‘tal y tal’ para cuando me duele la cabeza porque yo sé que cuando me duele, es que se me subió la presión.”

Día a día, se toman medicamentos que son accesibles por libre venta sin necesidad de una receta médica. Esto no es incorrecto, siempre y cuando, la persona lea responsablemente el prospecto del medicamento que desea tomar; esto es parte de una actividad que se llama: “Autocuidado”.

Seguramente habrás escuchado a algún conocido que toma antibióticos para el resfriado común o cuando presenta dolor al tragar; quizá, manejar el estreñimiento con medicamentos de forma desmesurada; utilizar algún medicamento para la presión arterial elevada sólo porque la vecina se lo recomendó porque a ella sí le funcionó bien; abusar de medicamentos para el dolor; utilizar algún medicamento para alergia para poder dormir mejor, entre otros.

Estas actividades pueden parecer inofensivas, sin embargo, pueden poner en riesgo la salud y la vida de la persona que las toma sin la indicación médica o de algún personal de salud idóneo y/o certificado. Esto ha contribuido a problemas mundiales como la resistencia de las bacterias actuales a los antibióticos.  ¡Nos estamos quedando sin armas para eliminarlas!

Pacientes que presentan complicaciones severas asociadas a la ingesta inadecuada de medicamentos que no son seguros luego de los 65 años; pacientes diabéticos que hacen extremos bajones de azúcar en la sangre por combinación inadecuada de medicamentos; problemas cardíacos por combinar medicamentos para la presión elevada sin previa consulta y solo por mencionar ejemplos.

⛑ Algunas recomendaciones para evitar sufrir de complicaciones asociadas a esta actividad:

✔ Lea siempre el prospecto de los medicamentos, pues contiene información importante sobre sus indicaciones, efectos secundarios, entre otros.

✔ No combine medicamentos de libre venta. Ocurre mucho con los medicamentos para manejo sintomático del resfriado común, ya que algunas tabletas vienen combinadas y al mezclar con otros medicamentos, puede estar ingiriendo doble dosis de fármacos sin saberlo.

✔ No utilice medicamentos solo porque a otra persona le funcionó. Si bien es cierto, el ser humano como especie tiene los mismos mecanismos fisiológicos, hay variaciones en el metabolismo e incluso reacciones a medicamentos.  Un medicamento en una persona, no necesariamente funcionará igual en otra.

✔ Evite tomar antibióticos por cuenta propia. Es importante evaluarse para poder determinar con el examen físico y pruebas, que esta estrategia es la necesaria.

CONSULTE A SU MÉDICO. Siempre es bueno contar un médico de confianza con el cual aclarar dudas o simplemente evaluarse en la consulta para mayor seguridad.

El autocuidado es importante y es parte de un estilo saludable, pero también es importante informarse y educarse.  ¡No te automediques!

Dr. Hiram O. Martín D.
Especialista en Medicina Familiar
Panamá, Ciudad de Panamá
www.facebook/Hiram.Martin

COMPARTIR
Etiquetas: automedicaciónbienestarfamiliahijosmedicamentospadressalud
    Gladys Rios

    La autora Gladys Rios

    Locutora y Madre latinoamericana

    Déjanos un comentario

    *