Cerrar

¿Con qué me quedo y con qué no?

    29

    Así como cuando finalmente te decides a hacer una limpieza profunda de todo lo que has ido acumulando en años y comienzas a encontrarte cosas que te recuerdan lo oldie que estás, pero también lo complacida de haber vivido en esas décadas en las que de pronto aún estabas estudiando y por ejemplo, otras eran las canciones de moda. ¡Qué tiempos!

    En la limpieza te vas encontrando de todo. Cosas que valoras, y otras que ahora te preguntas para qué guardaste, o incompletas, o dañadas, o hasta nuevas que jamás usaste o volteaste a ver. Y si encuentras ropa está por un lado la que te queda la duda cómo lograbas meterte ahí e incluso la de cuando eras bebé y que tú mamá guardó con la idea en la mente que hasta la nieta que le dieras la usara también.

    Hablando de mi mamá… aunque ella no mueva ni un solo músculo al escuchar una canción a mí siempre me ha gustado la música, y el casete de Shakira de la foto fue uno de los que tuve y de los que escuché y escuché y escuché. Lo encontré entre los chécheres y las manos que lo sostienen son las de mi hija.

    ¡Siempre digo que los gustos musicales también se heredan! Yo desde que estaba en la panza hago mi campaña poniéndole la música que a mí me gusta aunque soy realista sabiendo que no la absorberá toda o que sencillamente llegará el día en que dirá: “Esto me gusta y esto no”. Crecerá y comenzará a tener sus propias canciones favoritas a las que probablemente yo pondré cara de

    e inevitablemente preguntaré: ¿Y eso qué es?, y después exclamaré: ¡En mis tiempos la música no era así!

    Vuelvo al desorden y la pregunta es: ¿Con qué me quedo y con qué no? (la misma pregunta que nos hacemos en diferentes oportunidades para otras situaciones en la vida.)

    COMPARTIR
      Gladys Rios

      La autora Gladys Rios

      Locutora y Madre latinoamericana

      Déjanos un comentario

      *